Ocho consejos para crear un salón de estilo nórdico

person Publicado por: Sergio En: comment Comentario: 0 favorite Golpear: 65

La idea principal de este tipo de decoración es que cada pieza tiene que aportar un uso y no ser meramente decorativa. 

Lo primero que has de saber si quieres crear un salón de estilo nórdico es qué define este estilo. Es originario de Noruega, Suecia y Dinamarca, y a día de hoy podemos decir que es  uno de los más populares alrededor del mundo. También llamado escandinavo, este estilo se basa en tres características: sencillez, funcionalidad y comodidad. La idea principal de este tipo de decoración es que cada pieza tiene que aportar un uso y no ser meramente decorativa.

 

1. Menos es más.

Como buen salón de estilo nórdico que se precie, el minimalismo debe ser el rey. No llenes tu espacio de objetos y elementos. Sé selecto, y piensa a la perfección qué formas combinan mejor. Recuerda la máxima de que no vivimos en lo que tenemos, sino el espacio vacío que estos objetos nos dejan.

 

2. Si no lo usas, adiós.

Esta filosofía va muy ligada al minimalismo. Un lugar recargado y lleno de objetos o muebles que no tienen ninguna funcionalidad en tu día a día, no hacen otra cosa que romper el equilibrio de tu salón. Si eres amante de horror vacui olvídate, este salón no es para ti.

 

3. Tonos.

Cuando pensamos en un salón de estilo nórdico nos viene a la cabeza un espacio blanco y luminoso. Y sí, pero no te quedes solo en eso, juega con tonos terrosos, el beige e, incluso, algunos azules grisáceos para dar un toque más personal y diferenciador. Nórdico puede ser sinónimo de colorido, pero siempre tonos pastel y para nada estridentes.

 

4. Materiales naturales. 

La cultura escandinava está muy ligada a la naturaleza y esto se tiene que ver reflejado con una simple mirada. Combina materiales como la madera con detalles en cobre o latón; prueba con algún mármol blanco, siempre sin abusar. Nunca se sabe dónde puedes encontrar ese detalle que marque la diferencia en alguno de los accesorios, como una vela o un marco.

 

5. Ordena geométricamente.

Ya hemos hablado varias veces del minimalismo como forma de ordenar. Otra es la geometría que puedes sumarle a tu salón de estilo nórdico. Busca un accesorio con motivos geométricos, desde estampados en una alfombra o las fundas de tus cojines, a las estructuras de las lámparas, mesilla o jarrones. ¡Sorprende con muy poco!

 

6. Fusiona estilos.

Una de las mejores cosas cuando creas tu salón con estilo nórdico es lo fácil que te va a resultar fusionar con otros estilos que te puedan llamar la atención. Esto es debido a su toque minimalista, que combina a la perfección con matices industriales como el ladrillo o apostando por un viraje hacia lo japonés, como en el denominado estilo japandi (suma de nórdico y japonés).

 

7. Texturas para crear ambiente.

Juega con las texturas de las telas para conseguir un efecto mucho más sorprendente. Tu salón está lleno de posibilidades, desde las cortinas, pasando por el sofá o los cojines, hasta la alfombra. En La Tienda de Alarcón tienes un amplio abanico de opciones para combinar. ¡Vaya tela!

 

8. Recicla a base de imaginación.

No todo es comprar o desechar. Seguro que tiene un objeto al que guardas especial cariño y que te quieres que forme parte de tu salón estilo nórdico. Solo búscale el lugar y la funcionalidad adecuada. Una vieja maleta puede ser un fantástico revistero. ¡Imaginación al poder!

En resumen, si lo que buscas es darle una vuelta a tu hogar, crear un salón de estilo nórdico es una gran elección. Te ayudará a que des más luz al ambiente principal de tu casa, es sencillo, sobretodo para los principiantes en esto de la decoración y te ayudará a ordenar y deshacerte de todas esas cosas que no cumplen ninguna función ni en tu casa ni en tu vida. ¡Anímate a cambiar!

 

Etiquetas: salón estilo nórdico

Comentarios

Sin comentarios en este momento!

Deje su comentario