Las propiedades de las lámparas de sal que quizás desconocías

person Publicado por: Sergio En: comment Comentario: 0 favorite Golpear: 794

Aunque muchas personas suelen comprarlas únicamente por su apariencia, se sabe que las lámparas de sal ofrecen grandes beneficios para la salud.

Uno de los productos artesanales más populares del mercado, el cual podemos colocar en cualquiera de nuestras habitaciones. En este sentido, disfrutando los muchos beneficios de las lámparas de sal; creadas a partir de piedras de sal tibetanas, valiéndose de diferentes técnicas de corte para introducir un bombillo de luz en su interior. De esa forma, brindándole un aspecto distintivo, así como una cálida y tenue ambientación a tu hogar.

Al mismo tiempo, se dice que garantizarán una fuente de aire fresco para ti y tus cercanos. No obstante, existen muchas dudas sobre su efectividad, por lo cual te contaremos sobre las propiedades que quizás desconocías de las lámparas de sal. Esto debido a que se trata de uno de los productos más recomendados al tratarse de la salud, afirmando su capacidad de purificar cualquier lugar.

Cómo funcionan las lámparas de sal

En resumen, las lámparas de sal tibetana o del Himalaya, son capaces de producir iones; atrayendo el agua del ambiente, aquel que se evapora una vez que la lámpara se calienta. En este sentido, generando iones negativos, los cuales se dice que tienen grandes beneficios para la salud. Por lo tanto, se recomienda la utilización de lámparas de 1 a 2kgaunque entre más grande, mayor se dice que será el efecto–.

Esto sin olvidar su atractivo visual, mucho más allá de sus beneficios, siendo lámparas elaboradas con piedras de sal sólida del Tíbet. Las mismas que se iluminan desde el interior gracias a su pequeña bombilla, cuya combinación emite una luz cálida y relativamente tenue. Sin mencionar que se trata de un producto totalmente natural y amigable con el medio ambienteasí como con nuestra factura de electricidad–.

Beneficios de una lámpara de sal en tu habitación

Aunque muchas personas suelen comprarlas únicamente por su apariencia, como mencionamos anteriormente; se dice que las lámparas de sal ofrecen grandes beneficios para la salud de sus ocupantes. Esto de acuerdo con un informe de Healthline, donde explican la ionización de las mismas. Un efecto que absorbe iones positivos, expulsando los negativos, cambiando así la carga eléctrica del ambiente.

Por otro lado, también es posible que atraigan moléculas de agua del aire, las cuales se evaporarían con el calor de la lámpara. En este sentido, eliminando cualquier patógeno resguardado en las mismas, mejorando la calidad del aire en circulación. Algo que a su vez resulta enormemente beneficioso para las personas con alergias, asma o cualquier enfermedad que dificulte la respiración.

Del mismo modo, se dice que las lámparas de sal ayudan con el estado de ánimo de las personas, basándose en la cantidad de cargas negativas en el ambiente. Esto según algunos estudios y teorías, las cuales afirman que ayuda a la circulación del oxígeno hacia el cerebro. Así como a la producción de serotonina, la sustancia química que está directamente ligada a nuestros estados de ánimo.

Razones para comprar una lámpara de sal

Antes de finalizar, es importante destacar que nada de lo previamente dicho está confirmado científicamente. Aunque existan varios estudios e informes que apoyen dichas teorías. Sin embargo, no debemos olvidar otro de los factores de las lámparas de sal. En este sentido, nos referimos a su característica apariencia, brindándole un aire natural y relajante a tu habitación, gracias a su cálida luz rosada.

Esto sin mencionar que ayuda a limitar la cantidad de luz que hay por la noche. Por lo que resulta ideal a la hora de conciliar el sueño más rápido. Básicamente, creando un ambiente más relajante, cálido y acogedor, tanto para nosotros como para nuestros visitantes. De esa forma, convirtiéndole en una gran adición para nuestro hogar, así como en una compra que no puedes dejar pasar.

Comentarios

Sin comentarios en este momento!

Deje su comentario