Ideas de espejos para diferentes habitaciones

person Publicado por: Sergio En: comment Comentario: 0 favorite Golpear: 87

Los espejos son un magnífico aliado en nuestros hogares, y no solo por su innegable influencia en decoración. Es cierto que aportan elegancia y estilo, pero sus funciones van mucho más allá. En estancias pequeñas consiguen que la amplitud visual sea mucho mayor, mientras que en escaleras, recovecos o habitaciones oscuras aumentan la luminosidad.

Por supuesto, dependiendo de la función que se quiera dar a los espejos, es importante elegirlos en función de su estilo, su forma y su tamaño. Pero también hay que tener en cuenta dónde colocarlos y cómo hacerlo. Hacemos un breve recorrido por la casa para darte las claves.

Recibidor

Los espejos son imprescindibles en cualquier recibidor. Por un lado, porque suele tratarse de espacios pequeños y oscuros. Cuando es así, un espejo amplio consigue multiplicar el espacio y darle un aire mucho más luminoso y acogedor. Por otro lado, hay que pensar que pocas personas pueden resistir echarse un último vistazo antes de salir de casa.

¿Qué espejos son perfectos en recibidores? Depende. Un espejo de cuerpo entero ocupa poco si se apoya en la pared y combina perfectamente con consolas o mostradores. Eso sí, nunca debe colocarse enfrente de la puerta.

Otra posibilidad son los espejos con marco, más adecuados en recibidores algo más amplios. Si el hall es pequeño, lo mejor entonces es optar por modelos sencillos, sin moldura.

Y si lo que se decide es buscar la máxima funcionalidad, hay espejos vestidores tan decorativos como prácticos. Son perfectos para colgar abrigos y bolsos y calzarse con comodidad.

Salón

En un salón, los espejos son un complemento decorativo indispensable que, además, da un enorme juego. En paredes grandes se pueden colocar varios espejos de diferente tamaño en forma de collage. En ambientes de estilo vintage suele ser un recurso decorativo muy socorrido.

Mucho menos complicado es apoyar un espejo de diseño llamativo sobre una cómoda o incluso uno de pie en algún rincón desaprovechado. Y decimos apoyado porque ese aspecto algo “descuidado” es tendencia en decoración.

A la hora de colocar espejos en el salón, eso sí, hay que evitar que resulten molestos, por ejemplo, cuando reflejan demasiado directamente la luz de un ventanal. Y también pueden serlo si están a la altura de la vista en la zona del comedor.

Habitación

Aquí los espejos son, sin duda, los auténticos protagonistas. Son imprescindibles a hora de vestirse, por eso, los reyes suelen ser los espejos de pie, con ellos es posible verse de cuerpo entero y apenas ocupan espacio.

Hay otra alternativa: apoyar un espejo grande en una pared que esté desnuda o en la zona de vestidor. En este caso, son perfectos espejos de 150 cm de altura, aunque los hay de hasta 180 cm.

¿Y en el tocador? En este espacio lo importante no es tanto el tamaño del espejo como que esté bien iluminado y que combine bien con el estilo del dormitorio. La ventaja es que hay infinidad de modelos para elegir: espejos tallados, vintage, étnico

Pero cuando hablamos de espejos en el dormitorio, conviene tener un pequeño consejo en cuenta: mejor evitar que reflejen la cama para que nuestras energías no disminuyan durante la noche. Lo dice el Feng Shui. Como dice también que es mejor optar por materiales naturales en los marcos (madera, ratán, bambú, etc), ya que de esa forma conectaremos mejor con la naturaleza.

Escaleras y distribuidores

Suelen ser espacios especialmente oscuros. Aquí los espejos, más que una función decorativa, tienen una función práctica cuyo objetivo es aportar algo más de luminosidad. ¿Qué espejos elegir? Mejor de líneas sencillas, sin muchos adornos. Pero lo realmente importante es colocarlos de forma estratégica para que atrapen la luz natural que entra desde otras estancias y la reflejen

Hoy en día, los espejos son mucho más que un simple elemento decorativo que da personalidad al hogar. Son un recurso fabuloso para ampliar visualmente los espacios y crear ambientes mucho más iluminados. Por eso, jugar con ellos puede hacer que nuestra casa cambie radicalmente de imagen y parezca más grande, más acogedora y mucho más alegre.

Comentarios

Sin comentarios en este momento!

Deje su comentario